Conociendo un poco más sobre la cerveza de mantequilla de Harry Potter

Si has leído los libros de Harry Potter o al menos visto sus películas, seguramente has notado que el comedor de Hogwarts (la escuela de magia y hechicería) se encuentra abarrotado de manjares que desaparecen cuando la hora de la comida ha culminado.

Entre las comidas que se mencionan en la famosa saga se encuentran pollos asados, pastelillos, tartas, además de los dulces que se venden a los alumnos de Hogwarts cuando visitan Hogsmeade, tales como ranas de chocolate, calderos de chocolate y grageas de colores.

Pero sin duda hay un elemento que los personajes en general consumen, pues se trata de una bebida refrescante que no embriaga excepto a los elfos domésticos: la cerveza de mantequilla.

Resulta tan embriagante para ellos y posiblemente adictiva que más valdría contratar a cerrajeros no muggles para que realicen encantamientos para que protejan los inventarios de la famosa cerveza.

Es inevitable que como fanáticos de Harry Potter no podamos imaginarnos a que sabe esta fantasiosa bebida, lo que ha motivado que muchos expertos culinarios hayan ideado una numerosa gama de recetas que se acerquen a lo que podría saber la cerveza de mantequilla.

Finalmente el parque temático correspondiente a Harry Potter (Wizarding World Park) desarrollaría una receta correspondiente al famoso aperitivo, el cual cuenta con marca registrada y derechos de autor.

Esta demás decir que la cerveza de mantequilla goza de muchísimo éxito entre los asistentes del parque, aunque se desconoce si esta receta se asemeja a las bebidas que Ron, Hermione y Harry solían pedir en casa de Madame Rosmerta.

Para dilucidar un poco el misterio de la cerveza de mantequilla, J.K Rowling se inspiraría en una antigua receta popular que estaba en vigor en plena Inglaterra de los Tudor a finales de 1500 conocida como buttered beere.

Era un tipo de cerveza caliente que se encontraba aliñada por distintos tipos de ingredientes entre los que se encontraba la mantequilla. Se trataba más bien de una especie de ponche que se consumía durante el desayuno.

Muchos chefs se han dado a la tarea de crear múltiples recetas históricas, siendo Heston Blumenthal uno de los más famosos. Este chef replicaría la cerveza de mantequilla y otras recetas a través de su programa Heston’s Feasts.

Como sucede con todos los programas de cocina, Heston Blumenthal tiene a disposición la receta en línea, de la cual puedes hacer variaciones, regulando las proporciones de alcohol y caramelo para que los niños puedan probarla.

Algo que debes tener en cuenta antes de probar la cerveza de mantequilla es que no es tan espumosa como la original, sobre todo si se trata de una bebida caliente.

Se recomienda reservar un poco de cerveza y elaborar un poco de espuma con un batidor de leche para café, y agregándola por encima de la bebida final. No tienes que preocuparte de que la espuma se deshaga, y si eso sucede puedes agregar más haciendo suficiente espuma desde el comienzo.

Y a partir de ahora solo tienes que disfrutar tu cerveza de mantequilla, evocando los momentos más divertidos de la historia del aprendiz de mago junto a tus demás amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *